Las exportaciones de vino español a Canadá aumentaron un 44 % desde 2010

Las exportaciones de vino español a Canadá aumentaron un 44 % desde 2010

FOTO8

España se ha convertido en el quinto país exportador de vino a Canadá, tras el aumento de las exportaciones del 44 % en los últimos cinco años y gracias a la creciente apreciación de los caldos españoles.

“Los vinos españoles están teniendo cada vez un mayor peso en el mercado canadiense, con una cuota de mercado del 5,44 %, lo que supone prácticamente un punto porcentual más que hace cinco años”, declaró a Efe María Gorriti, delegada comercial de España en Toronto.

Gorriti destacó que, mientras que las importaciones de vino en Canadá crecieron un 22 % desde el 2010, las de vino español han aumentado el doble, algo más de un 44 %.

Según datos oficiales canadienses, las exportaciones españolas de vinos a Canadá ascendieron a más de 116 millones de dólares canadienses (unos 93 millones de dólares estadounidenses) en 2014.

Y en el primer trimestre del 2015, las exportaciones han aumentado con respecto al mismo periodo del año pasado.

De mantenerse el resto del año la tendencia del primer trimestre, las exportaciones españolas de vino se situarán en torno a los 140 millones de dólares canadienses en 2015.

Gorriti señaló que “este buen resultado se debe principalmente a la competitividad de nuestro producto, a una apuesta clara por las bodegas españolas y a la buena relación calidad-precio de nuestros caldos”.

La calidad de los vinos españoles ha permitido que en pocos años España se haya convertido en el quinto país exportador para el mercado canadiense, sólo detrás de Estados Unidos, Italia, Francia, y Australia.

España ya ha superado mercados vinícolas tradicionalmente con más arraigo en el país norteamericano, como Argentina, Chile, Portugal, Suráfrica y Nueva Zelanda.

Y en segmentos como el de los vinos espumosos, España ya es el tercer exportador a Canadá, por detrás de Francia e Italia y por delante de Estados Unidos.

Además, lo que resulta muy importante para los productores es que los vinos españoles cada vez se consideran más “chic” en Canadá.

“Los vinos españoles se emparejan perfectamente con todo”, dijo a Efe Simon Kattar, “chef” del restaurante À la Carte, uno de los referentes culinarios de Toronto.

A finales de febrero, con temperaturas cercanas a los 30 grados bajo cero, Kattar organizó en Toronto lo que definió como “una celebración culinaria del invierno canadiense”, un acto en el Museo Gardiner al que asistieron los principales personajes del mundo social de la mayor ciudad canadiense.

En un menú dominado por productos habituales del invierno, y junto con vinos de Francia e Italia, Kattar añadió una selección de vinos españoles, como los “riojas” de Casa Primicia y Pascual Larrieta o el blanco de Bellorí Joven.

“Hace 30 años, los canadienses temían probar nuevas cosas”, explicó Kattar, que emigró hace casi 45 años desde el Líbano y que ha trabajado en los restaurantes de los más prestigiosos hoteles de Toronto.

“Ahora ya no lo están. Y un evento como éste es, a partes iguales, diversión y educación. Quiero mostrar diferentes sabores. Y para mi, los vinos españoles están a la par de los franceses. Me gusta el sabor fuerte, y eso es lo que me dan los vinos españoles”, explicó Kattar.

Gorriti coincidió en que uno de los principales retos que tienen los vinos españoles en Canadá es la educación del consumidor canadiense.

“En un mercado tan complejo como el canadiense, uno de los objetivos más importantes de la promoción española es aumentar la información sobre nuestros vinos, mejorando el conocimiento que tiene el consumidor canadiense del producto español”, dijo.

Por ello, Gorriti señaló que “uno de los proyectos más interesantes para el 2015 es que España será país temático en la feria de “La Grande Degustation”, que se celebrará del 5 al 7 de noviembre en Montreal”.

Mikel Basurto, uno de los agentes que importan vino español al mercado del país norteamericano, destacó “el potencial del mercado canadiense” no sólo para las grandes bodegas sino también para las medianas y pequeñas.

Basurto señaló que las bodegas españolas “deben pensar en dedicar recursos a explorar un mercado en plena expansión en los próximos años”.

Por su parte, Gorriti también destacó la importancia del maridaje en la promoción de vinos y alimentos españoles en mercados como el canadiense, algo que la Oficina Comercial de España en Toronto ya ha realizado en los últimos meses con productos como el caqui y los quesos.

Comments

comments